Posteado por: mariacvg | 23 junio 2010

El clima tropical

Los paisajes tropicales se sitúan a ambos lados de la zona de clima y paisaje ecuatorial: mesetas centrales de África, regiones de América del Sur, el norte de Australia y zonas del sur y sureste asiático, donde reciben el nombre de medios monzónicos.

Se le identifica con la sabana en flora, y sus referentes en fauna son hervíboros como la jirafa o el elefante y depredadores como el tigre. Las precipitaciones son irregulares y las temperaturas, elevadas (media anual: 28,5ºC)

Las precipitaciones se reparten de forma irregular durante el año, pues se concentra en una estación lluviosa. La cantidad de precipitaciones y la duración de la estación lluviosa se reducen según nos acercamos a regiones desérticas.

Una variedad regional es el clima monzónico del sur y el sureste asiático, condicionado por los vientos monzónicos. Provocan la existencia de una estación lluviosa que coincide con el verano en la que se pueden superar los 200 L/m2, mientras que la estación seca se corresponde con los meses de invierno.

El tiempo en los trópicos está dominado por el cinturón de lluvias tropicales, que oscila desde el norte hacia el sur de los trópicos en el curso del año. Este cinturón de lluvias permanece en el hemisferio sur de octubre a marzo, y durante este tiempo el trópico norteño experimenta una estación seca, con precipitaciones muy escasas, con jornadas típicamente calurosas y soleadas. De abril a septiembre, el cinturón de lluvias pasa al hemisferio norteño, y una estación lluviosa ocurre allí, mientras el trópico sur experimenta su estación seca.

El cinturón de lluvias alcanza al norte el Trópico de Cáncer y al sur el Trópico de Capricornio. Cerca de esas latitudes, hay una estación lluviosa y otra seca, anualmente. En el ecuador, hay dos estaciones secas y dos lluviosas, ya que el cinturón de lluvias pasa dos veces al año, una al moverse hacia el norte y otra al ir al sur. Entre los trópicos y el ecuador, las localidades pueden experimentar una corta estación lluviosa y una larga estación lluviosa. La geografía local puede modificar sustancialmente modificar esos patrones climáticos.

La formación vegetal más característica se denomina sabana. En las zonas más húmedas y próximas al Ecuador, así como en las orillas de los ríos, esta formación está constituida por amplias extensiones de hierba que pueden alcanzar los dos metros de altura, separadas por pequeños

bosques o por árboles aislados. En las regiones más áridas aparece una vegetación de hierbas bajas, matorrales y árboles adaptados a las escasas lluvias como las acacias.

En las zonas monzónicas las elevadas precipitaciones condicionan la aparición del bosque monzónico, en alguna ocasión similar a las selvas, que recibe el nombre de jungla y que cuenta con árboles de hoja caduca como la teca o el bambú.

La sabana cambia de color a lo largo del año. En la estación lluviosa se presenta verde y se da una espectacular explosión de vida. Mientras, en la estación seca, los colores dominantes son el amarillo y el marrón. En las regiones más secas de la sabana aparecen árboles adaptados a un largo per

iodo de sequía, como el baobab, que almacena agua en su grueso tronco o la acacia, que posee una amplia copa para captar la humedad atmosférica.

La fauna de los paisajes tropicales posee una menor variedad que la selvática, pero se dan especies espectaculares: grandes herbívoros como el elefante, la jirafa, ñus o gacelas; grandes carnívoros como el león o el leopardo, y diversas especies de depredadores como la hiena y los buitres.

El cambio que está experimentando el clima en el planeta no sólo pone en peligro la existencia de especies de los ecosistemas fríos, como el oso polar o los pingüinos, también causará la desaparición de miles de especies tropicales. Sus organismos sólo son capaces de vivir en unas condiciones muy concretas y su capacidad de adaptación es mínima.
El clima tropical cuenta con una estación lluviosa y otra estación seca. Tiene temperaturas anuales elevadas (superiores a los 22ºC). La temperatura media anual es de 28.3ºC. La clasificación ampliamente reconocida de Wladimir Peter Köppen lo define como clima no árido en el que los doce meses tienen temperaturas superiores a los 18 °C.

El clima tropical se caracteriza porque en todas sus divisiones se encuentran bastante definidas dos estaciones: una estación seca cuya duración varía según la proximidad al Ecuador terrestre, y una estación húmeda con un gran número de precipitaciones llamada monzónica. El agua de las lagunas se estabiliza alrededor de los 26°C. Claramente más alejados del Ecuador, los archipiélagos del extremo sur, tienen temperaturas más frescas.

La fauna de los paisajes tropicales posee una menor variedad que la selvática, pero se dan especies espectaculares: grandes herbívoros como el elefante, la jirafa, ñus o gacelas; grandes carnívoros como el león o el leopardo, y diversas especies de depredadores como la hiena y los buitres.

El cambio que está experimentando el clima en el planeta no sólo pone en peligro la existencia de especies de los ecosistemas fríos, como el oso polar o los pingüinos, también causará la desaparición de miles de especies tropicales. Sus organismos sólo son capaces de vivir en unas condiciones muy concretas y su capacidad de adaptación es mínima.

About these ads

Responses

  1. hola alguien puede acerme una representacion igual a esa pero con la flora y fauna de el continente americano
    porfabor es urgente T.T


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: